jueves

TRAVOLTA, "EL EFECTO AMOR"


Hablar de debutantes, cuando la mitad de Travolta: Joaquín Pascual y Carlos Cuevas, llevan camino de treinta años rodando, y el resto de sus miembros (Ana Galletero, Francisco Cuerda y José Maria Castillo) cuentan ya con unos pocos como elementos inquietos de la amplia cantera de bandas albaceteñas, sería, poco menos que caer en la ingenuidad. No sé si "El efecto amor" es la secuencia lógica que debería seguir a Mercromina, pero a bien seguro, Joaquín Pascual, máximo responsable de las composiciones del album, prefiere bucear ahora en un mar en calma.

Rompiendo, como casi siempre, el patrón esperado, y en busca del contrapunto a las secuelas del intenso currículo acumulado en sus últimos pasos al frente de esta banda, Travolta presentan renovados una atractiva formula de “pop abuhardillado” donde el piano y el violín tienen mucho que decir. Sin duda aciertos, junto con la voz de Ana Galletero, complemento que resalta en momentos claves del disco (fantástica y vital en “Juego de palabras”, “La casa” y “Este momento tan especial”) sobre un plano vocal de Pascual, al que nunca se le oyó tan alto y claro, contando episodios de caída y desahucio de las relaciones (“La casa”), de autoafirmación y amor vitalista (“Corazón valiente”, “El efecto amor”), de anhelo del amor nunca eterno (“Este momento tan especial”) y de la urgencia del tiempo que consumimos (“Hasta el final”), algunos destellos entre los cristalinos paisajes y texturas pseudonarcoticas de otras composiciones como “Telescopio”, “Colores” y “Lloviendo a mares”, por nombrar algunas.

“El efecto amor” siempre me trasladará al invierno. Cuenta con ese ambiente que te proporciona la sensación aquella de no desear que pase el frío cuando estas en acomodado en casa. Llámale “confort-pop”, quizás, pero con un componente balsámico subliminal que envuelve el resultado final. Y después te das cuenta que estos temas están ya en tu cabeza y te descubres hoy sacando esa frase de “Telescopio” ó “Colores”, pero mañana será aquella de “Corazón valiente” y en días de “Los que se dieron por vencidos” y así “Hasta el final”.

Con el primer dardo, Travolta acertó en el corazón.

3 comentarios:

k dijo...

no se tio, a mi me parece una flojera muy seria...

Anónimo dijo...

un disco muy bonito, si señor.

Anónimo dijo...

impresionante, seguramente de lo mejor de este 2007